ACTUALIDAD Y NOTICIAS

Suscribirse por RSS

El futuro se llama smart store

05 diciembre 2017

Las nuevas tecnologías arrasan desde hace años y lo cambian todo a la velocidad de la luz. El sector bridal no es menos. Cómo compramos ha cambiado y seguirá cambiando y los retailers deben seguir firmemente el pulso para no quedar atrás. Leer más

La competencia que supone internet y el hecho de que el smartphone es una extensión del brazo de los consumidores nos conducen a la necesidad de ir un paso por delante. Diversos estudios confirman que el futuro de la venta retail se llama smart store. Conocemos los edificios inteligentes y lo mismo se implementa en las tiendas, innovación que permite ofrecer un servicio aún si cabe más personalizado. Según un estudio de Juniper Research, realizado por James Moar, la clave está en apostar por "nuevas tecnologías, desde los puntos de venta móvil hasta la automatización del sistema de comprobación de inventario. Todo ello transforma a los trabajadores del sector retail de cajeros a consejeros, permitiéndoles ofrecer un servicio más personalizado y adaptable."

En este sentido, los espejos táctiles en los probadores comienzan a ganar relevancia y se han convertido en el punto fuerte de la realidad virtual. Es el caso por ejemplo de la empresa alicantina Atlantis VR, que combina tecnologías de reconocimiento corporal con visión artificial y una cámara 3D. La propuesta no solo incluye un espejo en el que el consumidor puede hacerse una idea de cómo le quedaría el vestido, sino que también el diseño se adapta al cuerpo y al movimiento del usuario dependiendo del tejido con el que esté confeccionado.

Este elemento interactivo no falta en la smart store La Belle Couture Weddings que ofrece tanto a novias como novios una experiencia de compra personalizada y de lujo en su flagship store en Tanjong Pagar, el centro de negocios y comercial de Singapur.

Espejo virtual en La Belle Couture Weddings, Singapur

Además, los amplios y renovados probadores acogen a los visitantes y les proporcionan un ambiente confortable e íntimo donde el espejo virtual FXMirror permite a los usuarios probar más de 15 vestidos de novia (de los 700 disponibles) en unos 25 minutos.

En el caso de la firma neoyorquina Rebecca Minkoff, que desde el pasado invierno se decidió a apostar por una transformación integral de su boutique en el SoHo de Nueva York, se otorga todo el protagonismo a espejos interactivos y la opción de self-checkout, mediante la que los consumidores pueden escoger, probarse y comprar sin intermediaros ni empleados y desde cualquier punto de la tienda.

Boutique de Rebecca Minkoff

¿El gran beneficio de la aplicación de estas tecnologías que obtienen los retailers? Además de ofrecer una experiencia única y personalizada a sus consumidores, afianzándolos, la recopilación de datos es acotada, definiendo y concretando los gustos y preferencias de los usuarios que pasan por la boutique. Una fuente de información y personalización que se vaticina como el futuro del mundo retail, también en el sector bridal.

UNIQUENESS

¡Tú también tienes el poder de ser único!

Suscríbete a la newsletter y estarás siempre conectado con lo mejor del mundo bridal.

Newsletter
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.